Un alquiler sin problemas comienza encontrando un buen inquilino.
Prioriza las visitas y ofertas de los inquilinos más solventes.
Obtén datos reales de ingresos del inquilino. Protégete contra nóminas falsas.
Tienes precondecido un seguro de impago para los inquilinos más solventes.

Regístrate.

Averigua la solvencia de tus futuros inquilinos.
Acepto que me enviéis mi análisis de solvencia, informaciones sobre servicios de Rentuos y consejos de interés para propietarios y agencias